Granada nos importa

granada importa

Albayda es una asociación vecinal de distrito Beiro comprometida en mejorar la calidad de vida de los vecin@s de la ciudad de Granada. Desde el año 2000 nuestro colectivo ha representado también los intereses del Parque Almunia contado así con un amplio y diverso número de personas que de manera altruista han dedicado su tiempo al servicio a los demás. Ahora tú puedes formar parte de nuestra historia vecinal por tan sólo 10 euros anuales o participar mejorando tu barrio remitiéndonos tus peticiones a través de nuestra web institucional. Albayda de necesita de ti para mejorar nuestro entorno y dotar a la barriada de mayores servicios.

Participa

 

Image *El jefe de la compañía francesa cree que un metro soterrado no es viable para Granada* Una delegación del PSOE de Granada, integrada por 35 personas, conoció ayer las características técnicas del tranvía de Estrasburgo, un modelo que los socialistas defienden como referente del que a su juicio debería ser el futuro metro ligero que se implantará en los municipios del cinturón. Durante la visita, el ingeniero jefe de la compañía de transporte de Estrasburgo, Georges Muller, explico las especificaciones técnicas del tranvía que, dijo, ha supuesto una reducción del tiempo de espera y los desplazamientos respecto al empleado por los autobuses al aumentar en mas de 10 kilómetros por hora la velocidad, lo que unido al confort ha contribuido a fomentar el uso del transporte publico en la ciudad francesa, de 400.000 habitantes. Con un grado de soterramiento del 1 por ciento, el tranvía de Estrasburgo es usado por 120.000 personas en una de sus cuatro líneas, frente a las 17.000 que absorbía la red de autobuses en ese mismo trayecto, subrayo. Este técnico considero que por similitudes con la ciudad francesa, este modelo de tranvía seria “valido” para Granada, donde el debate se centra aún en el modelo mas idóneo, que para el Ayuntamiento de la capital pasa por el soterramiento en el Camino de Ronda, mientras que la Junta, aunque abierta a estudiar un modelo mixto, opta por un metro mayoritariamente en superficie. Según Muller, “esta contrastado” que el metro subterráneo es adecuado para las ciudades de mas de un millón de habitantes, debido a su elevado coste de mantenimiento y construcción y a que para ser efectivo precisaría de estaciones lo suficientemente distanciadas entre si, lo que a su juicio solo es factible en grandes ciudades. Muller admitió que durante el periodo de adaptación, como ha ocurrido en Bilbao y Barcelona, se producen accidentes, aunque sostuvo que transcurrido un tiempo el índice de siniestrabilidad se reduce.