Granada nos importa

granada importa

Albayda es una asociación vecinal de distrito Beiro comprometida en mejorar la calidad de vida de los vecin@s de la ciudad de Granada. Desde el año 2000 nuestro colectivo ha representado también los intereses del Parque Almunia contado así con un amplio y diverso número de personas que de manera altruista han dedicado su tiempo al servicio a los demás. Ahora tú puedes formar parte de nuestra historia vecinal por tan sólo 10 euros anuales o participar mejorando tu barrio remitiéndonos tus peticiones a través de nuestra web institucional. Albayda de necesita de ti para mejorar nuestro entorno y dotar a la barriada de mayores servicios.

Participa

 

ImageEl día de ayer, 1º de Diciembre 2004, representantes de la A. VV. ALBAYDA fuimos convocados por el Concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Granada, Sr. Eduardo Moral García-Triviño, a una reunión a fin de aunar criterios respecto de la posible creación de una nueva Entidad Vecinal que aglutinara las existentes en nuestro barrio. Por si todavía desconoce el amable lector de esta información la ubicación de nuestro barrio, la comentamos. Se trata del reciente y nuevo desarrollo urbano de la Ciudad de Granada, en su zona Norte, el comprendido entre la Avenida de Andalucía, la Circunvalación de Granada, la Carretera de Jaén, y la ribera soterrada del río Beiro. A saber, en la zona mencionada existen cuatro asociaciones de vecinos legalmente constituidas, al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de Marzo, que regula el Derecho de Asociación. Estas son, la A. VV. Barrio de la Cruz, la A. VV. Cerrillo de Maracena, la A. VV. Jardines Puerta Elvira y nuestra A. VV. Albayda. De estas cuatro, sólo las dos primeras están reconocidas en el registro de asociaciones del Ayuntamiento de Granada, bien por su antigüedad, bien porque, en un momento dado (1999), nuestros regidores municipales decidieron no otorgar reconocimiento formal a ninguna nueva asociación vecinal nueva a partir de esa fecha (sic). En esta situación han permanecido los sucesivos gobiernos municipales desde entonces, y así nos luce el pelo a todas las nuevas iniciativas de participación. BUENAS INTENCIONES En el transcurso de estos últimos meses, desde Marzo pasado, nuestra A. VV. ALBAYDA, por medio de sus representantes, ha estado asistiendo, por convocatoria de la Concejalía de Participación Ciudadana de nuestro Ayuntamiento, a todas las reuniones auspiciadas por el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, acorde con la reciente denominada Ley de Grandes Ciudades, específicamente en las sesiones de la Comisión, que bajo el epígrafe de “Delimitaciones Geográficas”, nuestro Ayuntamiento ha tenido a bien constituir. Con estas actuaciones, el actual gobierno municipal pretende modificar el mapa de participación vecinal con el objetivo de reducir el número de asociaciones de éste carácter, intentando aglutinar en estructuras de mayor dimensión este cauce de participación en la casa común (que no otra cosa significa Ayuntamiento), para lograr mayor operatividad en las mismas. NUESTRA POSICIÓN Nuestra intención, como ALBAYDA, siempre ha sido la de colaborar en todas las actuaciones municipales que supongan un mejor tratamiento al movimiento vecinal, y, por ende, intentar facilitar la difícil labor emprendida tanto por el actual gobierno municipal, como, específicamente en este caso, por el concejal Sr. Eduardo Moral, para unificar y aglutinar lo disperso en cuanto al numero de entidades vecinales por barrios y su representatividad. Nuestra asistencia a la convocatoria citada, para intentar la creación de la nueva entidad vecinal que aglutine las cuatro mencionadas y la ubicación de la misma en un solo Distrito Municipal (nuevo Distrito según nuestro criterio), se llevó a cabo con el objetivo básico de discutir el procedimiento de creación y consolidación formal y estatutaria de la nueva Entidad. Se le hizo entrega al Sr. Concejal, D. Eduardo Moral, de una nota de intenciones, que acompañaba un Anteproyecto de Estatutos de la nueva asociación, para poder intercambiar criterios de configuración con los representantes del resto de las asociaciones asistentes, y en ella sólo demandábamos: • Un escrupuloso respeto a cualquiera de las AA. VV, que venimos trabajando en esta zona de la ciudad de Granada, y que estamos legalmente constituidas. • La consolidación formal y estatutaria de la nueva entidad, con una estructura territorial adecuada y ajustada para la misma. • El máximo respeto asimismo a las características e idiosincrasia propia de cada una de las zonas, barrios, áreas, y/o planes parciales que configuren la nueva asociación. • Una metodología específica para toma de acuerdos, en base a la marcada territorialidad de la asociación a constituir. PERO LO QUE MAL EMPIEZA, MAL ACABA Hubo una anterior reunión casual, sorpresiva por no prevista a nuestro entender, que más pareció una encerrona que un intercambio de ideas entre iguales. Y lo que mal empezó en esa reunión, mal terminó por ahora en la de ayer. Debate, cero. Intercambio de opiniones e ideas, ninguna. Imposiciones, todas las que imaginarse pueda. Ninguno de nuestros objetivos iniciales, mencionados y comunicados al Sr. Concejal que presidía la reunión, pudo plasmarse en diálogo, ni debatirse de manera alguna. Más pareció un movimiento asambleario, que una reunión vecinal formal. Cuando alguno de nosotros, intentaba intervenir, no podía ni iniciar su parlamento, ya que incluso en una pregunta dirigida al Sr. Moral, sobre si el asunto era “Un carro andando al que se nos instaba a subirnos en marcha”, desde el primer instante se nos indicó por parte de un representante de la Asociación de la Cruz: “Eso es exactamente, lo tomáis o lo dejáis”. Convencidos de esta situación, vista la imposibilidad de diálogo alguno bajo la premisa del nulo respeto, optamos algunos de nosotros por levantarnos y abandonar la reunión. Otros compañeros aguantaron el suplicio por el Sr. Concejal que presidía la reunión hasta que pudieron acordar, al menos, llevar a cabo una nueva reunión el próximo día 9 de diciembre de 2004. ¿PERO, QUÉ SE DEBE PRETENDER CUANDO SE CREA UNA NUEVA ASOCIACIÓN VECINAL? Entendemos que el fin primordial de una asociación vecinal debe ser la promoción de la participación de los vecinos en la gestión municipal, demandando del Municipio actuaciones y servicios de interés general, es decir, la mejora del nivel de vida, del entorno urbanístico, del medio ambiente, de las dotaciones del barrio, etc, etc. ¡¡ Parece que tenemos que crear una nueva asociación de vecinos cuya única prioridad sea realizar “las fiestas del barrio” de cada año!! ¡¡ Parece que tenemos que crear una nueva asociación de vecinos para que todo siga igual¡¡ !! Parece que tenemos que crear una nueva asociación de vecinos para que algunos sigan medrando¡¡ ¡¡¡¡ Es esto lo que parece que algunos quieren!!!! Si es esto, que paren el carro antes de empezar que nos bajamos antes de subirnos en él. ALGUNOS EJEMPLOS DEL DIÁLOGO PARA BESUGOS Éstas y otras preguntas/respuestas forman parte del hilo argumental de los representantes de la A. VV. La Cruz, entresacadas como ejemplos del “diálogo para besugos” en que se convirtió la comentada reunión. Pregunta: ¿Defendéis la creación de un Nuevo Distrito Municipal? . . . Respuesta: Nada, nada, de momento La Chana. Pregunta: ¿Demandáis un nuevo Centro de Salud para el barrio? . . . Respuesta: Nada, nada, que vayáis a Trauma. Pregunta: ¿Pretendéis solucionar los problemas del desarrollo urbano? . . . Respuesta: Nada, nada, “el barrio de la Cruz no tiene problemas”. Resumen: “Leer para entender, amigo Sancho”. Y . . . hasta otra. Manuel Jiménez Muros/José Enrique Cerdá